MAITRIPA: VERSOS DEL MAHAMUDRA ESENCIAL


http://yoganatural.blogspot.com

 
¡Rindo homenaje al gozo supremo!
Para explicar el Mahamudra diría...
¡todos los fenómenos son tu propia mente!
Si buscas el sentido en el exterior, sólo encontrarás confusión.
Los fenómenos son como un sueño, vacíos de naturaleza propia.
Y la mente es tan sólo un flujo de conciencia.
No hay naturaleza propia: sólo flujo de energía.
No hay verdadera naturaleza: es como el cielo.
Todos los fenómenos son similares, como el cielo.
A eso le llamamos Mahamudra.

No tiene identidad que mostrar;
por esa razón, la naturaleza de la mente
es, en sí misma, el estado de Mahamudra
(el cual es no-fabricado e inmutable).
Si te percatas de esa realidad fundamental
reconocerás que todo lo que surge, todo lo que transcurre,
es el Mahamudra, el Dharmakaya omnipenetrante.

Reposa en la verdadera naturaleza, sin fabricación.
Medita sin buscar el Dharmakaya,
pues está más allá del pensamiento.
Si tu mente busca, tu meditación será confusa.
Dado que todo es como el espacio o como un espectáculo mágico,
no hay ni meditación ni no meditación,
¿cómo podrías estar separado o unido?
¡Ésta es la visión de un yogui!

Entonces te liberas, consciente de que tanto lo bueno como lo malo
se asientan en la misma realidad fundamental.
Las emociones neuróticas son gran sabiduría,
para el yogui son como los árboles y el fuego: ¡combustible!
¿Qué son las nociones de marchar o permanecer?
¿Qué quiere decir meditar en soledad?
Si no comprendes, sólo te liberas superficialmente.
Pero, si comprendes, ¿qué puede encadenarte?

Permanece en el estado de no-distracción.
Intentar ajustar el cuerpo y la mente no propicia la meditación.
La aplicación de técnicas tampoco conduce a la meditación.
Observa, en última instancia, nada permanece.
Sabe que lo que aparece carece de naturaleza propia.

Las apariencias y las percepciones
son el reino de la realidad liberada espontáneamente.
El pensamiento que percibe
es la espaciosa conciencia liberada espontáneamente.
La no-dualidad o identidad (de perceptor y percibido)
es el Dharmakaya.

Como una amplia corriente fluyendo sin detenerse,
todo lo que sobreviene tiene un significado,
que es por siempre el estado despierto,
el gran gozo sin puntos de referencia samsáricos.

Todos los fenómenos están vacíos de naturaleza propia
y la mente que se adhiere al vacío, se disuelve en su propia base.
El sendero de todos los Budas trasciende la actividad conceptual.

He reunido estas líneas
para que puedan perdurar en época futura.
Que por este acto virtuoso puedan todos los seres sin excepción
morar en el gran estado del Mahamudra.

Instrucción del mahasiddha Maitripa a Marpa Chökyi Lodrö.