TAROT OSHO ZEN



 

EL TAROT OSHO ZEN  El tarot Zen de Osho es un excelente juego de cartas repleto de simbolismo que, al contrario del  resto de barajas tradicionales, nos ofrece el reflejo del momento de la consulta sin predicciones ni  juicios, sino como una llamada al despertar sintonizándola con la intuición y la sensibilidad .

 Arcanos Mayores

0. El Loco  El Loco es aquel que va confiando; El loco es aquel que va confiando, aún en contra de todas sus  experiencias. Tú lo engañas y él confía en ti; Y tú lo engañas nuevamente, y él continúa confiando  en ti. Entonces tu dirás que él es un loco, que no aprende. Su confianza es tremenda; su confianza  en tan pura que nadie puede corromperla. Sé un loco en el sentido Taoísta, en el sentido Zen. No  trates de crear una pared de conocimiento alrededor de ti. Cualquier experiencia que venga hacia ti,  deja que suceda, y luego ve eliminándola. Sigue limpiando tu mente; continúa muriendo para el  pasado, así permanecerás en el presente, Aquí y Ahora, como si recién hubieras nacido, como un  bebé. Al principio va a ser muy difícil. El mundo comenzará a tomar ventaja sobre ti... déjalos. Ellos  son unos pobres tipos. Incluso si eres engañado, decepcionado, robado, deja que eso suceda,  porque lo que es realmente tuyo no podrá ser nunca tomado de ti, aquello que es realmente tuyo  nadie lo podrá robar. Y a cada momento no permitas que ninguna situación te corrompa, esa  oportunidad se convertirá en integración interna. Tu alma se tornará más cristalina .

1. Existencia  Tú no eres accidental: la existencia te necesita. Sin ti algo hará falta en la existencia y nadie puede  reemplazarlo. Esto es lo que te da dignidad: toda la existencia te extrañará. Las estrellas, el sol, la  luna, los árboles y los pájaros y la tierra, todo el universo sentirá que hay un pequeño lugar vacante  que no puede ser llenado por nadie excepto por ti. Esto te da un tremendo gozo, la plenitud de que  estás relacionado con la existencia y que la existencia te cuida. Una vez que estás limpio y claro,  puedes ver el tremendo amor que desciende sobre ti desde todas las dimensiones  2. Voz interior  Si has encontrado tu verdad dentro de ti mismo, no hay nada más que encontrar en toda esta  existencia. La verdad está funcionando a través de ti. Cuando abres tus ojos, es la verdad quien  abre sus ojos. Cuando cierras tus ojos, es la verdad quien los está cerrando. Esta es una meditación  tremenda. Si puedes entender simplemente el truco, no tienes que hacer nada; cualquier cosa que  estés haciendo está hecha por la verdad. Caminas, es la verdad; duermes, es la verdad  descansando; hablas, es la verdad hablando; estás en silencio, es la verdad que es silencio. Esta es  una de las técnicas de meditación más simple. Poco a poco cada cosa se pone en su lugar con esta  simple fórmula y entonces ya no hay necesidad de la técnica. Cuando estás curado descartas la  meditación, tiras la medicina. Entonces vives como verdad: vivo, radiante, dichoso, contento, como una canción para ti mismo. Toda tu vida se vuelve una plegaria, en un estado de plegaria, una  gracia, una belleza que no pertenece a nuestra vida mundana, un rayo de luz viniendo desde el más  allá hacia la oscuridad de nuestro mundo .

3. Creatividad  La creatividad es la cualidad que pones en la actividad que estás haciendo. Es una actitud, un  enfoque interior: cómo ves las cosas. No todo el mundo puede ser un pintor, tampoco hay  necesidad. Si todo el mundo se convirtiera en pintor, el mundo sería muy feo; sería difícil vivir. No  todo el mundo puede ser un bailarín; tampoco hay necesidad. Sin embargo todo el mundo puede ser  creativo. Hagas lo que hagas, si lo haces gozosamente, si lo haces amorosamente, si el acto de  hacerlo no es puramente económico, entonces es creativo. Si, debido a eso algo crece en tu interior,  si te produce crecimiento, es espiritual, es creativo es divino. Te vuelves más divino a medida que te  vuelves más creativo. Todas las religiones del mundo han dicho que Dios es el creador. No sé si él  es el creador o no; sin embargo sé una cosa: cuando más creativo te vuelvas, más divino te  volverás. Cuando tu creatividad llega a un clímax, cuando toda tu vida se vuelve creativa, vives en  Dios. Así que, él debe ser el creador, porque la gente que ha sido creativa ha estado muy cerca de  él. Ama lo que hagas. ¡Sé meditativo mientras lo haces, sea lo que sea ! .

4. El Rebelde  La gente tiene miedo, tiene mucho miedo de aquellos que se conocen a sí mismos. Ellos tienen un  cierto poder, una cierta aura y un cierto magnetismo, un carisma que puede sacar fuera de sus  prisiones tradicionales a la gente joven y vital. El hombre iluminado no puede ser esclavizado: esta  es la dificultad. Y no puede ser encarcelado... Cada genio que ha conocido algo de lo interior, va a  ser, con seguridad, difícil que sea dominado. Será una fuerza preocupante. Las masas no quieren  ser perturbadas aún cuando puedan estar en la miseria. Están en la miseria pero están  acostumbradas a ella y cualquiera que no sea miserable parece un extraño. El hombre iluminado es  el extraño más grande el mundo. Parece como si no perteneciese a nadie. Ninguna organización lo  puede confinar ninguna comunidad, ninguna sociedad, ninguna nación .

5. La Nada  Buda ha elegido una palabra realmente con mucho potencial: shunyata. La palabra inglesa, el  equivalente inglés "vacuidad" no es una palabra tan hermosa. Por esto me gustaría ponerla como "la  nada", ausencia de todo (del inglés no-thing) porque la nada no es simplemente nada, lo es todo .

Está vibrante de todas las posibilidades. Es un potencial, un potencial absoluto: aún no se ha  manifestado, pero lo contiene todo. Al comienzo es naturaleza, al final es naturaleza, así que, ¿por  qué haces tanto alboroto en el medio? ¿Por qué en el medio te preocupas tanto, eres tan ansioso,  tan ambicioso? ¿Por qué crear esta desesperación? De la nada a la nada ese es todo el camino .

6. Los Enamorados  Estas tres cosas se tienen que recordar: El amor más menudo, pequeño se llama sexo; es físico... y  la forma más refinada del amor es la compasión. El sexo está por debajo del amor; la compasión  está por encima del amor. El amor se encuentra justamente en medio. Hay poca gente que sabe lo  que es el amor. El 99% de la gente piensa que la sexualidad es amor. No lo es. La sexualidad es muy animal, tiene ciertamente el potencial de convertirse en amor, pero no es un amor realmente,  sólo una potencia. Si te vuelves atento y consciente, meditativo, entonces el sexo puede  transformarse en amor. Y si tu estado meditativo se vuelve total, absoluto, el amor puede  transformarse en compasión. El sexo es la semilla, el amor es la flor, la compasión es la fragancia .

Buda ha definido la compasión como "amor más meditación". Cuando tu amor no es únicamente  deseo por el otro, cuando tu amor no es únicamente una necesidad, cuando tu amor es un  compartir, cuando tu amor no es el de un mendigo sino el de un emperador, cuando tu amor no pide  nada a cambio sino que está dispuesto a dar, a dar por el simple gozo de dar, entonces añádele  meditación y se liberará una fragancia pura. Esto es compasión; la compasión es el fenómeno más  elevado .

7. Vigilancia  La mente no puede ser nunca inteligente; únicamente la no-mente es inteligente; es original y  radical; sólo la no-mente es revolucionaria: es la revolución en acción. Esta mente te da un tipo de  letargia. Agobiado con las memorias del pasado, cargado con las proyecciones hacia el futuro,  sigues viviendo al mínimo; no vives al máximo. Tu llama se mantiene muy débilmente. Una vez  empiezas a dejar los pensamientos, el polvo que has recolectado en el pasado, la llama surge  limpia, clara, vital, joven. Toda tu vida se convierte en una llama sin humo. En esto consiste la  conciencia .

8. Corage  La semilla no puede saber qué va a suceder, la semilla nunca ha conocido la flor. Y la semilla no  puede siquiera creer que tiene el potencial de convertirse en una hermosa flor. El camino es largo, y  siempre es más seguro no recorrer ese camino porque el trayecto es desconocido, nada está  garantizado. Nada puede ser garantizado. Mil y uno son los riesgos del camino, son muchos los  escollos – y la semilla está segura, escondida dentro de una dura coraza. Pero la semilla lo intenta,  hace un esfuerzo, tira la dura concha que es su propia seguridad y comienza a moverse .

Inmediatamente la lucha comienza: la lucha con la tierra, con las piedras, con las rocas. Y la semilla  era muy dura y el brote será muy, muy suave y los peligros serán muchos. No había peligro para la  semilla, la semilla podía haber sobrevivido por milenios, pero para el brote los peligros son muchos .

Pero el retoño emprende hacia lo desconocido, hacia el sol, hacia la fuente de luz, sin saber dónde,  sin saber por qué. Enorme es la cruz que ha de cargarse, pero la semilla posee un sueño y la semilla  se mueve. El mismo camino es para el hombre. Es arduo. Mucho valor se necesitará .

9. Soledad  Cuando tú estás solo, no estás desolado, estás simplemente solo – y hay una tremenda diferencia  entre soledad y desolación. Cuando tú estás desolado estás pensando en el otro, extrañas al otro .

La desolación es un estado negativo. Tú sientes que estarías mejor si el otro estuviera ahí – tu  amigo, tu esposa, tu madre, tu amado, tu esposo. Hubieras estado bien si el otro hubiera estado,  pero no está. La desolación es la ausencia del otro. Soledad es la presencia de uno mismo. La  soledad es muy positiva. Es una presencia, una desbordante presencia. Tú estás tan lleno de  presencia que puedes llenar el universo entero con tu presencia y no hay necesidad de nadie .

10. Cambio La vida se repite a sí misma estúpidamente – a menos que te des cuenta, seguirá repitiéndose como  una rueda. Por esto que los Budistas la llaman la rueda de la vida y la muerte, la rueda del tiempo .

Se mueve como una rueda: al nacimiento le sigue la muerte, a la muerte le sigue el nacimiento; el  amor es seguido por el odio, el odio es seguido del amor; al éxito le sigue el fracaso, al fracaso le  sigue el éxito. ¡Sólo observa! Si puedes observar tan sólo por unos cuantos días, verás emerger un  patrón, un patrón circular. Un día, una fresca mañana, estás sintiéndote tan bien y tan feliz... y otro  día estás tan apagado, tan muerto que comienzas a pensar incluso en cometer suicidio. Y apenas el  otro día estabas tan lleno de vida, tan dichoso que estabas agradecido con Dios, que estabas de  buen humor y sintiendo un profundo agradecimiento, y ahora hay una gran queja y no ves el punto  de seguir viviendo... Y este círculo sigue y sigue, pero tú no ves el patrón. Una vez que ves el patrón,  puedes salirte de él .

11. Superación  Transformar las depresiones en rompimientos es toda la función de un maestro. El sicoterapista  simplemente té remenda. Esa es su función. El no está ahí para transformarte. Tú necesitas una  meta-sicología, la sicología de los budas. Es la más grande aventura de la vida el atravesar una  depresión conscientemente. Es el más grande riesgo porque no hay garantía de que una depresión  se va a convertir en un rompimiento. Se convierte, pero estas cosas no pueden ser garantizadas. Tu  caos es muy antiguo – por muchas, muchas vidas has estado en caos. Es espeso y denso. Es casi  un universo en sí mismo. Entonces cuando entras a él con tan pequeña capacidad, por supuesto  que hay peligro. Pero sin enfrentar este peligro nadie se ha nunca integrado, nadie se ha nunca  convertido en un individuo, indivisible. El Zen, o la meditación, es el método que te ayudará a  atravesar el caos, atravesar la oscura noche del alma, equilibrado, disciplinado, alerta. El amanecer  no está lejos, pero antes de que puedas alcanzarlo, la negra noche debe ser atravesada. Y cuando  el amanecer más se acerca, la noche se hace aún más oscura .

12. Nueva Visión  Cuando tú abres lo fundamental, inmediatamente se derrama un torrente en ti. Tú ya no eres mas un  ser humano corriente – tú has trascendido. Tu vislumbre ha llegado a ser el de toda la existencia .

Ahora tú ya no estas mas separado – has encontrado tus raíces. De otra manera, frecuentemente,  todos están moviéndose sin raíces, no sabiendo de donde su corazón esta recibiendo energía, no  sabiendo quién esta respirando en ellos, no sabiendo lo sabroso de la vida que esta circulando en  ellos. No es el cuerpo, no es la mente – es algo fundamental a toda dualidad, que es llamado  bhagavat- el bhagavaten las diez direcciones. Cuando se abre tu ser interno, primero experimentas  dos direcciones: lo alto y lo profundo. Y entonces suavemente, suavemente, como si fuese una  situación establecida, tu comienzas a mirar alrededor, espaciándote en las otras ocho direcciones. Y  una vez que tú has alcanzado el verdadero punto donde lo alto y lo profundo se encuentran  entonces tu puedes mirar alrededor a la circunferencia del universo. Entonces tu conciencia  comienza a desenvolverse en las diez direcciones, pero el camino ha sido uno .

13. Transformación  Un maestro Zen no es un simple profesor. En todas las religiones hay solamente profesores. Ellos te  enseñan acerca de materias que tu no sabes, y ellos te piden que creas porque no hay otro camino  para traer esas experiencias en una realidad objetiva. Ninguno tiene el profesor para saber de ellos – ellos han creído en ellos; Él transfiere su creencia a alguien más. El Zen no es un mundo para  creyentes. No es para los que tienen fe, es para esas almas osadas que puedan botar toda creencia,  incredibilidad, dudas, razones, mente, y simplemente puedan entrar en su pura existencia sin  fronteras. Pero trae una tremenda transformación.Mas bien, déjame decirte que mientras otros  están involucrados en filosofías, Zen esta involucrado en metamorfosis, en una transformación. Pero  su lenguaje tiene que ser comprendido, no con la razón o la mente intelectual sino con tu corazón  amoroso. O hasta que lo escuches, no importa en todo caso si es verdad o no. Y viene un momento  repentinamente en que tu lo ves, el cual ha sido evadido toda tu vida. Repentinamente, lo que  Gautama Buda llamó abrir las: “ochenta y cuatro mil puertas” .

14. Integración  El conflicto está en el hombre. A no ser que se resuelva ahí, no puede ser resuelto en ningún otro  lado. La política está dentro ti; es entre las dos partes de la mente. Existe un puente muy pequeño .

Si ese puente se quiebra por algún accidente, a través de algún defecto fisiológico o otra cosa, la  persona se vuelve dividida, la persona se convierte en dos personas y el fenómeno de la  esquizofrenia o personalidad escondida sucede. Si el puente se rompe - y el puente es muy frágil -  entonces te tornas en dos, te comportas como dos personas. En la mañana eres muy amoroso, muy  hermoso; al atardecer estás muy enojado, absolutamente diferente. Tú no recuerdas tus mañanas.. .

¿Cómo puedes recordarlo? Otra mente estaba funcionando - y la persona se torna en dos personas .

Si este puente es fortalecido a tal punto que las dos mentes desaparecen como dos y se torna uno,  entonces la integración, la cristalización surge. Lo que George Gurdjieff solía llamar la cristalización  del ser no es más que estas dos mentes unificadas, el encuentro del masculino y femenino interno,  el encuentro del yin y del yang, el encuentro del izquierdo con el derecho, el encuentro de la lógica y  lo ilógico, el encuentro de Platón y Aristóteles .

15. Condicionante  A menos que abandones tu personalidad, no serás capaz de encontrar tu individualidad. La  individualidad la proporciona la existencia; la personalidad es impuesta por la sociedad. La  personalidad es una conveniencia social. La sociedad no puede tolerar la individualidad, porque la  individualidad no es gregaria como una oveja. La individualidad tiene la cualidad del león; el león se  mueve solo. La oveja está siempre con la multitud; esperando que al permanecer entre la multitud se  sentirá a gusto: al estar en la multitud uno se siente protegido, seguro. Si alguien ataca, existe la  posibilidad de que dentro de una multitud puedas salvarte. Pero estando solo... únicamente los  leones se mueven en soledad. Cada uno de nosotros nace como un león, pero la sociedad continúa  condicionándote, programando tu mente como una oveja. Esto te da una personalidad, una  personalidad agradable, muy simpática, conveniente, muy obediente. La sociedad quiere esclavos,  no quiere gente que esté totalmente comprometida con la libertad. La sociedad quiere esclavos,  porque todos los intereses creados requieren obediencia .

16. Cinturón del Trueno  Lo que hace la meditación, despacio y poco a poco, un buen grito del maestro, inesperado, en la  situación en que el discípulo estaba preguntando algún cuestionamiento, y el maestro da un salto y  grita o lo golpea, o lo echa fuera por la puerta o le brinca encima. Estos métodos no eran nunca  conocidos. Fue sólo el mismísimo genio creativo de Ma Tzu, y él hizo a muchas personas iluminarse. A veces se ve gracioso: tiramos a un hombre por la ventana, de una casa de dos pisos, y el hombre  ha venido a preguntar acerca de qué meditar. Y Ma Tzu no sólo lo aventó, sino que saltó detrás de  él, le cayó encima, se sentó en su pecho y dijo: “¡¿Lo tienes?!” Y el pobre tipo dijo: “Sí” – porque si  dices “No”, ¡Él puede golpearte o hacer algo más! Ya es suficiente – su cuerpo está fracturado, y Ma  Tzu, sentado en su pecho, dice: “¿Lo tienes?” Y de hecho lo tiene, porque fue tan repentino, de la  nada – nunca lo hubiera podido concebir .

17. Silencio  La energía total ha tomado posesión de ti. Tú has sido poseído, tu ya no eres mas, lo es la totalidad .

En este momento, así como el silencio entra en ti, tu puedes entender su significado, porque es el  mismo silencio que Gautama Buda experimentó. Es el mismo silencio que experimentó Chuang Tzu,  Bodhidharma o Nansen... El sabor del silencio esel mismo. Los tiempos cambian, pero la  experiencia del silencio, la alegría permanece igual. Esa es la única cosa con la que tu puedes  contar, la única cosa que nunca muere. Es la única cosa que tu puedes llamar tu verdadero ser .

18. Vidas Pasadas  El niño puede llegar a ser consciente sólo si en su vida pasada él ha meditado lo suficiente, si ha  creado suficiente energía para luchar con la oscuridad que trae la muerte. Uno simplemente se  pierde en un olvido y de repente encuentra un nuevo útero y olvida completamente el cuerpo viejo .

Hay una discontinuidad. Esta oscuridad, esta inconciencia crea la discontinuidad. El Oriente ha  estado trabajando duro para penetrar éstas barreras. Y diez mil años de trabajo no han sido en vano .

Todos pueden penetrar en las vidas pasadas, o en muchas vidas pasadas. Pero para eso tienen que  ir más profundo en su meditación, por dos razones: a no ser que vayas más profundo, no puedes  encontrar la puerta a otra vida; en segundo lugar,tienes que estar en profunda meditación porque si  encuentras la puerta a otra vida, una avalancha de eventos vendrán a tu mente. Y es ya lo  suficientemente duro lidiar con una sola vida .

19. Inocencia  El Zen dice que si tiras a un lado el conocimiento – y junto con el conocimiento todo está incluido; tu  nombre, tu identidad, todo, porque esto te ha sido dado por otros – si tú tiras todo lo que te ha sido  dado por otros, tendrás una cualidad de tu ser totalmente diferente: la inocencia. Esto será una  crucifixión de la persona,la personalidad, y tendrá lugar una resurrección de tu inocencia. Te  convertirás en un niño de nuevo, renacido .

20. Más allá de la visión  Ésta es la única distinción entre el sueño y la realidad: la realidad te permite dudar, y el sueño no te  permite dudar... La capacidad para dudar es una delas más grandes bendiciones de la humanidad .

Las religiones se han enemistado porque han estado cortando las raíces mismas de la duda, y hay  una razón porqué lo han estado haciendo: porque quieren que la gente crean en ciertas ilusiones  que ellos han estado predicando. ¿Porqué, gente como Gautama el Buda ha insistido tanto en que  toda la existencia -excepto tu ser observador, excepto tu conciencia- simplemente es efímera, hecha  del mismo material del que están hechos los sueños? Ellos no están diciendo que estos árboles no  están aquí. Ellos no están diciendo que estos pilares no están allí. No lo mal interpretes debido al uso de la palabra "ilusión"... Ha sido traducido como ilusión, pero ilusión no es la palabra correcta, la  ilusión no existe. Existe la realidad. Maya está precisamente en el medio: casi existe. En lo que  respecta a las actividades cotidianas, se puede tomar como una realidad. Sólo en el sentimiento  último, en la cumbre de tu iluminación se vuelve irreal, ilusoria .

21. Completación  Este es el camino del Zen: no decir las cosas hasta su plenitud. Es algo que se ha de entender; es  una metodología muy importante. El no decirlo todo significa darle una oportunidad al que escucha  para terminarlo. Todas las respuestas son incompletas. El maestro únicamente te ha indicado una  dirección... Cuando llegues al límite sabrás qué es lo que va a permanecer. De esta forma, si alguien  intenta comprender el Zen intelectualmente, fracasará. Esta no es una respuesta a la pregunta, sino  algo más que la respuesta. Indica la verdadera realidad. La naturaleza del Buda no es algo que esté  muy lejos: la naturaleza del Buda es tu propia conciencia y tu conciencia puede observar estas  cosas, las cuales constituyen el mundo. El mundo terminará, pero el espejo seguirá reflejando la  nada .

22. El Maestro  Aquí quisiera decir algo, lo cual he mantenido secreto toda mi vida. Yo siempre he querido no ser un  Maestro para nadie... Ser un maestro es un trabajo muy extraño. Debes convencer a gente del  corazón por medio de argumentos y la razón, por medio de la racionalidad y de la filosofía; tienes  que usar la mente como un sirviente del corazón. El trabajo del maestro es quitarte la mente, para  que toda tu energía se mueva hacia tu corazón. ¿Entiendes el sentido? La palabra “maestro” crea la  idea de un discípulo, de un seguidor. ¿Cómo puede haber un maestro sin un discípulo, sin un  seguidor? Pero en el sentido espiritual la palabra “maestro” significa maestría de uno mismo. No  tiene relación con seguidores; no depende de la multitud. Un maestro puede estar sencillamente  solo. El hombre nuevo del cual he estado hablando, será maestro de sí mismo .

 


OSHO ZEN TAROT

DE VUELTA AL INDICE DE LIBROS